Translate

Buscar este blog

martes, 21 de agosto de 2012

RECREAR

Recrear. "Con origen en el término latino recreatĭo, la palabra recreación define a la acción y efecto de recrear. Por lo tanto, puede hacer referencia a crear o producir de nuevo algo(....)" 
   
Definición encontrada en http://definicion.de/recreacion/.  Es una definición bastante escueta, pero clara al fin y al cabo. Y si se aplica al hecho de querer revivir la historia o el pasado es algo muy concreto. No cabe margen de invención. Y además abarca muchísimos campos, desde el rol, pasando por los torneos medievales hasta las batallas napoleónicas. Sin duda, aspectos más conocidos dentro de la recreación. Sean aquellos temas o el tema social victoriano que es el que yo recreo, en todos ellos al menos habría que tener algunas cuestiones muy claras.

La principal pregunta que oímos cuando vamos a celebrar algún evento y salimos a la calle con nuestras ropas de época es: -"¡Qué disfraces tan bonitos! ¿Dónde los habéis comprado/alquilado? - Y por dentro se te queda el cuerpo un poco "pof". También tengo en cuenta que la gente todavía no reconoce la diferencia, y ésta se da básicamente en cómo realices tu proyecto y cómo lo complementes. Parece que al final el resultado va a ser el mismo, es decir, por mucho que te esfuerces va a parecer un disfraz; pero se nota. 

Entonces, ¿cómo hacer un traje y no un disfraz? Para empezar, ver láminas de la época o Fashion Plates. Hoy día tenemos a nuestra disposición Google. Además de los métodos tradicionales de los museos y bibliotecas, que son una estupenda fuente de información. Se debe buscar datos relacionados con lo que se va a representar, si es que no se opta por un modelo concreto ya elaborado. Una vez que se tuviera bien claro lo que nos gusta y la época a recrear, es cuando se eligen las telas, dando mucha importancia al género y a los tonos, teniendo especial cuidado con los estampados. Si se usan telas que tienen demasiado brillo, o son muy ligeras o bien los colores que no se usaban en esa era concreta el resultado final no será el que esperamos. No hay por qué gastarse un dineral en telas carísimas, o   coserlo todo a mano para ser fiel a la Historia. Ni siquiera copiar exactamente un modelo. Pero sí ser fiel a un aspecto básico: el fin es vestir un traje como se hacía antaño. Pondré un ejemplo: mi traje de forma natural. Ese fue el patrón que compré, porque al no saber coser no me atrevía con uno nada menos que en inglés. Al menos me sirvió de base. Pero lo importante es que me inspiré en las láminas de la época, ya fueran en color o en blanco y negro. Así lo fui modelando. 

Algunas láminas que me sirvieron

Otro factor importantísimo es el peinado. No puedes pretender vestir un traje de una época concreta y con unos detalles calcados al original llevando el pelo suelto con rizos en forma de caracoles. Un detalle, por cierto, que se da mucho en las series de época que últimamente se han podido ver en televisión y que por salir en la tele no implica que sea correcto. Por lo tanto, hay que recrear también el peinado.

No se pueden olvidar los complementos. Si hoy en día se cuida todo lo que llevamos con nuestros conjuntos ( joyas, bolsos, zapatos...) antes también se hacía. Por llevar un vestido que tapa los pies no quiere decir que no se te vayan a ver al subir un escalón, sentarte o incluso levantar la falda para que vean las capas. Si en esos momento llevas unos deportivos, la magia se romperá. O si llevas un bolso actual para poder llevar tus efectos personales. Hay que ser consecuentes con lo que se viste, se vea a simple vista o en un segundo vistazo.
                                                      
No pretendo dar ninguna clase de costura ( tened en cuenta mis comienzos ) ni mucho menos de Historia, pero sí he aprendido algunas cosas básicas si quieres sentirte completamente satisfecha con tu trabajo y no tener la sensación de haber invertido muchas semanas, o incluso meses, en algo que se ha quedado como un disfraz barato. Si hubiera usado el mismo color y tela de la foto de mi patrón el resultado hubiera sido un disfraz. No quiero decir con eso que no hubiera estado bien, pero no hubiera cumplido mi objetivo principal:  vestir un traje de forma natural.

Lo que quiero destacar es que hay que ceñirse lo máximo posible a los originales, así seguro que no nos desilusionamos con nuestro trabajo. Pongo de ejemplo mi traje verde por que el patrón sí era para hacer un disfraz, pero el conjunto terminado indica otra cosa, ¿o no? ;-)

      

Y para resumir, lo que se pretende al recrear es dar vida a una parte de la Historia que nos gusta, nos interesa poniendo esos detalles que lo diferencian de los disfraces. Labor costosa y complicada, pero al final muy satisfactoria. Rebuscar los accesorios y complemento para un proyecto es de lo más gratificante, sobre todo cuando se consigue el objetivo.



                                                                                     

3 comentarios:

  1. Gracias Noe, no sabía muy bien cómo exponer la idea principal sin liar mucho el tema. A veces se me agolpan todas las ideas en la cabeza y me cuesta dividirlas :)

    ResponderEliminar